Pensamientos, atención y Vipassana

Cuando vi la peli de Robocop no puede evitar sentir algo de envidia durante la escena en la que alguien le daba a un interruptor y el sistema de Robocop se apagaba como si fuese la Play Station.
Muchas veces no somos conscientes de la gran cantidad de pensamientos que nos rondan a cada instante por nuestras cabezas. Muchos son negativos y todos comparten el inconveniente de distraernos del momento actual. Pensando siempre en el pasado y en el futuro, en muchas ocasiones nos perdemos lo que mas importa, es decir, el presente. El aquí y ahora.

La practica de la atención es fundamental. Ir un poco mas despacio, dedicar tiempo a las cosas, no distraernos del presente.

¿Nunca os ha pasado que vais a mirar la hora en el reloj, hacéis el gesto de elevar la mano, girar el reloj delante de vuestros ojos, volver a bajar la mano y no tener ni idea de la hora que es? Eso es pura y dura falta de atención.

Con frecuencia no nos damos cuenta de si nos hemos echado o no azúcar en el café, o si nos hemos tomado la pastilla. Nuestro cuerpo se mueve de forma mecánica e irracional mientras nuestra mente navega de aquí para allá.

Meditación Vipassana

 

Los beneficios para la salud de la meditación son muchos y están probados científicamente. Estos son algunos de ellos:

  1. Reducción del stress
  2. Control de la ansiedad
  3. Mejora la calidad del sueño
  4. Mejora el sistema inmune
  5. Se procesan mejor el dolor y las emociones
  6. Al centrarse en la tarea se “fluye” en la misma y se es mucho más eficaz.

Dentro de las diferentes técnicas de meditación las más atractiva para mi gusto es la mas antigua, la llamada meditación Vipassana.


Vipassana es una de las técnicas de meditación más antiguas de la India. Estuvo perdida durante siglos para la humanidad y fue redescubierta por Buda Gautama hace más de 2.600 años

¿Por qué Vipassana?

Porque va al grano, busca que quien la practique obtenga sus beneficios, sin imponer reglas, ni creencias, respetando lo que cada persona es y piensa, admitiendo el escepticismo con naturalidad, como parte del proceso.

 

¿Que es la meditación Vipassana?

La palabra Vipassana significa “ver las cosas como son en realidad,” y es la técnica de meditación que utilizó Gautama Buda, el fundador del budismo, para alcanzar la iluminación.

A diferencia de lo que mucha gente cree, este tipo de meditación no consiste en sentarse a estudiar tus pensamientos y reflexionar sobre la vida, sino en observar tu cuerpo y tu mente. Sólo observar, sin ningún tipo de reacción.

Al hacer esto, te vas liberando poco a poco del apego y la aversión que has ido acumulando a lo largo del tiempo y que son los causantes de tu infelicidad.

 

¿Cómo practicar la meditación Vipassana?

 

Como ya hemos visto, para iniciar la práctica de este tipo de meditación no es necesario convertirse al Budismo, ni raparse el pelo ni mucho menos, ponerse unas sabanas anaranjadas alrededor del cuerpo.

 

Solo son necesarias cuatro cosas:

 

Un cojín

Una actitud positiva y abierta

Tu culo

Y-la mas complicada- 15 minutos de tu valioso tiempo cada día.

 

 

 

Entrando en modo meditación:

 

  1. Enciérrate en algún sitio de tu casa en el que te encuentres tranquilo-a (lo sé, ciencia ficción).
  2. Enciende una de esas velas hipies del ikea a las que no le das salida ni para atrás
  3. Siéntate en el suelo con un cojín debajo del culo y la espalda estirada pero no tensa (se tarda en encontrar la postura cómoda pero se acaba encontrando).
  4. Programa 15 minutos en el cronómetro de tu teléfono (y aguanta hasta el final)
  5. Nada de música de flautines u olas rompiendo sobre los percebes. Que nada externo distraiga tu atención. Recuerda que vamos a intentar vaciar la cabeza de pensamientos.
  6. Haz tres respiraciones profundas para entrar en un estado de relajación. Centrando la atención en cada parte de tu cuerpo, de la cabeza a los pies.
  7. Se acabaron las respiraciones profundas. Ahora hay que dejar que nuestra respiración sea lo más natural posible sin intentar alterarla de ninguna manera.
  8. El objetivo es simplemente que centremos la atención en el triángulo de la nariz, notando el roce del aire al entrar y salir, observando si entra por el agujero derecho, izquierdo o por los dos. Debemos intentar enfocar la atención en ello durante unas diez respiraciones, ya se ira logrando más.
  9. Es importante entender que, al principio, veremos que miles de pensamientos se agolpan en nuestra mente. Es normal, no hay que agobiarse, simplemente hay que tomar conciencia de ello y volver a centrar la atención en la respiración las veces que hagan falta.
La disminución del flujo mental debe ser una consecuencia, no un objetivo.

 

Te asaltaran mil dudas, pensaras que estas perdiendo el tiempo, que estas haciendo el chorra, que deberías ir a sacar la basura…también es normal. Simplemente acéptalo, etiquéta lo que sientes, llámalo “duda”, “aburrimiento”, “sueño”, “nerviosismo”…observa con atención lo que estas sintiendo y sigue adelante.
Te garantizo que merece la pena probarlo

Namasté

 

 

 

 

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. Hay un dicho africano que dice: vosotros tenéis los relojes, pero
    nosotros tenemos el tiempo. La primera vez que se va a África, llama la
    atención e incluso desespera la tranquilidad con la que se hacen y toman
    las cosas, pero vas poco a poco sumergiéndote en esa forma de ver la
    vida y te das cuenta de que se disfruta mucho más de todo.

Deja un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: